ATENCION AL CLIENTE: 902 042 943 | Oficina: 954 329 465 | Departamento Técnico: 630 860 793 info@inprint3d.com

Las empresas que utilizan la fabricación aditiva para desarrollar tareas de utillaje y mantenimiento industrial, han hecho un análisis, a través de los ciclos de vida y de producción de los bienes. Con él han determinado que, sin duda, esta es la tecnología más adecuada para cumplir con las expectativas y necesidades en ese ámbito.

Por ello, algunas de estas empresas, como Boeing, Ricoh o Volkswagen ya cuentan con un importante número de impresoras 3D dedicadas a la producción de pequeños volúmenes, de acuerdo con sus necesidades de utillaje y mantenimiento industrial.

La fabricación aditiva es ideal para utillaje y mantenimiento industrial, y lo es en todo tipo de industrias porque ofrece una serie de ventajas muy interesantes.

Por qué la fabricación aditiva es idónea para utillaje y mantenimiento industrial

En primer lugar, se pueden destacar las opciones de material disponibles en impresión 3D; pues generan piezas que cumplen perfectamente los requisitos necesarios para su labor de utillaje. Existen materiales perfectamente resistentes y duraderos y que gracias a la fabricación aditiva producen piezas altamente precisas. Todo esto ha abierto las puertas del utillaje y el mantenimiento industrial a la tecnología 3D, y esta las ha cruzado cargada de oportunidades.

Una tecnología tan versátil como la impresión 3D puede producir todo tipo de plantillas, utillaje y herramientas para mantenimiento industrial a bajo coste. De hecho, lo primero que han hallado las empresas que han implementado esta tecnología es una significativa reducción de costes y de tiempo. Y eso puede suponer un avance significativo para la mayoría de empresas de la industria manufacturera.

Pero quizá más importante que esto resultan las posibilidades que ofrece el utillaje producido mediante impresión 3D en el la fabricación del producto final. En último término, obtener una pieza de utillaje que agilice el desarrollo de un proceso productivo es mucho más importante que un pequeño ahorro en accesorios y plantillas. El tiempo en una línea de producción es un factor realmente determinante, y encontrar el modo de integrar las piezas de utillaje lo más inmediatamente posible en ella puede constituir un gran beneficio, especialmente cuando se trabaja con productos continuamente cambiantes.

La fabricación aditiva, utilizada para utillaje y mantenimiento industrial, maximiza la eficiencia y el rendimiento y, también, estimula la creatividad de los ingenieros para aprovechar al máximo sus posibilidades de diseño. Permite a las empresas producir formas complejas, que se ajustan a la geometría de todo tipo de artefactos o máquinas. Y, además, también posibilita buscar formas apilables o plegables que optimicen la utilización de los espacios.

En este sentido, los nuevos software suponen un punto de apoyo importante posibilitando configurar diseños precisos y complejos con enorme detalle y fiabilidad.

La fabricación aditiva ofrece soluciones en materia de utillaje y mantenimiento industrial prescindiendo de las herramientas tradicionales y aportando importantes beneficios. Pero, además, la impresión 3D puede emplearse de modo complementario a los métodos tradicionales e integrarse con facilidad en el entorno de producción existente. Por todo ello, se convierte en la forma idónea de abordar este tipo producción.